Querida Luna
Ve y dile lo mucho que su ausencia me duele
Que de tanto llorarlo
Ya he formado un océano.
Ve y explícale lo mucho que lo quiero
Que el corazón se me parte
Cuando no siento su cuerpo
Ve y pregúntale si aún quiere
el amor que un día le dí
Y que si ya no es así, ve y avísale, que hoy,
yace muerto un corazón por culpa de él.
No quiero verte algún día y no reconocerte más. Es uno de mis mayores miedos. No quiero ser una extraña para ti y que tú lo seas para mí.
La gente cambia, lo sé, pero me gustaría mucho cambiar contigo para no desconocerte jamás. Sé que cuando dos personas dejan de tener contacto como solían tenerlo, dejan de ser parte de sus vidas, quedan los recuerdos, pero si vuelven a encontrarse vuelven a ser extraños como la primera vez…